dimarts, 15 de setembre de 2015

El público basura

Foto de Fred Herzog
Billete publicado en El Periódico de Catalunya el 16 de octubre de 1993 a propósito del escándalo suscitado por el programa “La máquina de la verdad”, dirigido y presentado por Julián Lago en Tele 5, que había protagonizado Antonia Dell’Atte unos días antes.

EL PÚBLICO BASURA
Manuel Delgado

¿Qué es lo que escandaliza del éxito de los programas de pornografía moral que abundan últimamente en radio y televisión? ¿Qué es lo que, pongamos por caso, se le puede reprochar a un señor llamado Julián Lago a raíz de esa apoteosis del exhibicionismo de la miseria humana que ha sido la última entrega de su máquina de la verdad? Nada en absoluto. Tele 5 y los otros medios que se han apuntado al striptease le han brindado a su público lo que éste demandaba, ni más ni menos.

A un programa televisivo de libros, le corresponde un público televisivo lector. Por eso, con la excepción robinsónica de Emili Teixidor  y sus Mil paraules, sencillamente no existen. Por lo mismo, a un programa de tele-basura le corresponde un público-basura.Por eso hay tantos, o, mejor dicho, por eso apenas quedan que no lo sean. Y que no se repita el viejo y paternalista tópico de que con programas como éstos se idiotiza a las masas: una televisión así sólo es susceptible de idiotizar a un idiota.

Cada sociedad tiene la programación televisiva y radiofónica que se merece, y, hoy, lo que satisface el despotismo de los índices de audiencia es lo obsceno, lo trivial, lo epidérmico, lo morboso. El Público: he ahí al nuevo dios de los tiempos que corren, un dios atroz e insaciable a cuyo altar llegan cada día sus sacerdotes a ofrecerle en sacrificio la inteligencia.






Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch