dimecres, 4 de febrer de 2015

"Si tienes prisa, no conduzcas"


Billete publicado en El Periódico de Catalunya el 17 de octubre de 1997, a raíz del anuncio de que el gobierno rebajaría la tasa de alcohol autorizado en los conductores de 0,8 a 0,5 gramos por litro de sangre. 

SI TIENES PRISA, NO CONDUZCAS
Manuel Delgado

Hay que felicitar al Gobierno por su iniciativa de impedir que quien se acaba de tomar un chupito siga constituyendo un peligro para la humanidad. Debería actuarse con idéntica expedtiividad contra todos aquellos que se presten a conducir en condiciones consideradas inadecuadas.

Es urgente que se pongan en circulación instrumentos de control capaces de detectar todo tipo de estados peligrosos en el conductor: digestiones pesadas, descanso insuficiente, estreñimiento, jaquecas, preocupaciones, sentimientos de culpa, deudas, picores o escozores varios, desengaños amorosos… No sé si existen estudios solventes al respecto, pero sería fácil demostrar científicamente que las personas nerviosas, tensas o sencillamente de mala uva son mucho más peligrosas que las relajadas o las que se levantan con buen pie. Por otra parte, nada más alarmante en la carretera que las ansias competitivas que se traducen en todo tipo de piques. Y hay cosas aún peores, como los ritmos que nos impone la vida moderna. Es más, hay investigaciones que demuestran que muchas de las personas que corren lo hacen porque tienen prisa.


En resumen, que las autoridades castiguen cualquier circunstancia personal que pueda traducirse en una conducción peligrosa. Lástima que solo se les pueda impedir a los conductores beber, lo ideal sería exigirles un estado de equilibrio físico y paz interior absolutos. Pero todo llegará. Algún día los guardias nos multarán por ir con el tiempo justo o estar de un humor de perros.


Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch