dissabte, 4 d’agost de 2012

"Navidad, Año Nuevo y Reyes: ¿festivos?", un artículo de Jesús Contreras, catedrático de Antropología en la UB


NAVIDAD, AÑO NUEVO Y REYES: ¿FESTIVOS?
Jesús Contreras, catedrático de Antropología en la Universitat de Barcelona 

Además de las muchas medidas “para salir de la crisis” que fueron anunciadas por el Presidente del Gobierno de España, adoptadas por el Consejo de Ministros del viernes día 13 (¡oportuna elección!) y justificadas por sus portavoces en la rueda de prensa posterior,  existen otras no publicitadas pero no menos trascendentes.  En efecto, el Consejo de Ministros adoptó por decreto declarar no festivos los días 25 de diciembre de 2012 y 1 y 6 de enero de 2013.  Asimismo, al mismo tiempo que se decidía suprimir días adicionales de libre disposición a los funcionarios, se decidió otorgar un año sabático a Papá Noel y a los Reyes Magos.  También se decidió recortar en una cantidad todavía no determinada los ingresos a todos los productores y vendedores de turrón, cava, jamón, besugo, pavo, cordero, vino, jamón, juguetes y cualquier otro tipo de productos u objetos susceptibles de ser regalados.  Es decir, no sólo los funcionarios se van a quedar sin la paga “extra” de Navidad.  Los efectos colaterales de esta medida son, por ahora, incalculables. Efectos económicos, por supuesto, pero, también, sociales, psicológicos, culturales… ¿Oficiarán los Obispos españoles la Misa del Gallo, por ejemplo? ¿Qué mensaje de paz serán capaces de trasmitir a sus feligreses?  ¿Con qué dinero se sufragará la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, el Reveillón o Cotillón de Fin de Año, los regalos y los roscones de Reyes?

Disminuyen considerablemente los ingresos de los asalariados (por supuesto, las grandes fortunas siguen intocables), aumentan los impuestos directos e indirectos, aumenta el paro, disminuyen las prestaciones para los parados, aumentan el copago por servicios públicos fundamentales como la sanidad y la educación… ¿Qué vamos a celebrar durante las próximas navidades? ¿Qué Dios se hizo hombre para redimir nuestros pecados? No parece que ese sea el caso porque, por lo que se ve, nuestros pecados (¿son nuestros los pecados?) los estamos redimiendo nosotros mismos o ¿acaso no es suficiente penitencia sufrir las consecuencias de todas las medidas que se están adoptando?  No tiene sentido que el 25 de diciembre y el 1 y el 6 de enero sean festivos.  No hay nada que celebrar y, si lo hubiera ¿cómo celebrarlo? ¿Con unos azotes en el culo? ¡Azotes para funcionarios y asalariados en general! Pero, amnistía fiscal para los defraudadores y evasores de capital, silencio administrativo para los corruptos y especuladores en general, sueldos e indemnizaciones multimillonarias ¡pero no azotes! para los gestores de Bankia y de todas las cajas que han quebrado y que ahora hay que “rescatar” a base de recortar salarios y prestaciones sociales y aumentar los impuestos.

¡Es curioso! Al mismo tiempo que se rebajan muy significativamente los ingresos de las familias se amplían los horarios de comercio ¡Los comercios estarán abiertos más horas! ¿Para qué? si los posibles compradores no van a tener dinero para comprar nada. Además, si la mayoría de la población estará en el paro, dispondrá de todo el tiempo para ir de compras.  Por otra parte, visto lo visto, no hace falta aumentar de 8 a 10 el número de domingos que los comercios podrán abrir sus puertas, simplemente, pueden suprimir los días festivos en general.

Para la gran mayoría de las familias españolas, la paga extra de de Navidad se consume casi íntegramente… consumiendo… turrón, cava, jamón, besugo, pavo, cordero, vino, jamón, juguetes y cualquier otro tipo de productos u objetos susceptibles de ser regalados.  ¿Cómo y cuánto será el consumo durante las próximas Navidades? ¿Cuántas pequeñas empresas, y no tan pequeñas, deberán cerrar por falta de compradores para sus productos? ¿En qué nuevo número aumentará la cifra de parados? ¿En qué medida aumentarán los estados depresivos? ¿En qué medida, los que decidan tomarse la justicia por su mano? ¡Qué se jodan! dice alguna diputada. Por este camino, si se trata de joder, pueden ser muchos los que se animen a hacerlo. 

[La fotografía de Javier Sierra y corresponde al centro de Madrid en las Navidades de 2007. Esta tomada de la página http://www.flickr.com/photos/javiersierra/]


Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch