dijous, 1 d’octubre de 2015

La conquista del Oeste


Tzotziles musulmanes de Chiapas. Es de Adrian Mealand
Nota sobre el referente musulmán en el proyecto colonizador europeo en América, para el sheij Ahmad Tehrani, de Howza, la universidad Islámica de Qom

LA CONQUISTA DEL OESTE

Me gustaría de veras ayudarle en su investigación, sobre todo porque es un placer para mí poder contribuir a un trabajo de teología islámica y recordar con ello mi época de estudiante en el Seminario Diocesano de Barcelona. Me apasiona la teología y fue esa debilidad la que me llevó a estudiar biblismo, a pesar de que a mis compañeros de clase les pareciese extraño tener un compañero de clase que reconocía no tener la mínima inquietud espiritual.

Lo que pasa es que me pregunta sobre cuestiones sobre las que no puedo presentarme como especialmente competente. Lo que sé sobre el papel de la Iglesia Católica en América Latina en los siglos XVI y XVII. La bibliografía al respecto es abundante, una buena parta provista por compañeros de mi propio Departamento en la Universitat de Barcelona, que no en vano se llama Departament d’Antropologia Social i d’Història d’Amèrica i Àfrica. Si consulta los índices de la revista que publicamos, Boletín Americanista, encontrará multitud de referencias útiles para usted.  Tiene los índices en raco.cat/index.php/BoletinAmericanista. Por otra parte, nuestro Departamento también organiza anualmente los Encuentros América Latina ayer y hoy, cuyas actas también podrían ser una fuente de recursos bibliográficos para usted. Déjeme que le cita alguno de los libros de mis compañeros de Departamento que le podrían ser útiles. Sobre la resistencia negra en América y los intentos de sometimiento por la vía “evangelizadora”, el libro de Javier Laviña, Doctrina para negros (Sendai) y también el Laviña y José Luir Ruiz-Peinado, Resistencias esclavas en las Américas (Doce Calles). De Ricardo Piqueras le recomiendo Entre el hambre y Eldorado (Diputación de Sevilla) y la compilación La conquista de América (Atalaya). Y de Miquel Izard, El rechazo a la civilización (Península) y Latinoamérica: violencia, subdesarrollo y dependencia (Síntesis).

Hay otras obras que le podrían ser útiles. Imagino que debe ser complicado adquirirlas directamente en Qom, ni en cualquier librería importante iraní, pero siempre tiene el recurso a adquirirlos por internet. Le recomiendo La Iglesia en América, siglos XVI-XVIII, de Pilar Hernández Aparicio (Deimon); Juan Antonio Estrada, Las contradicciones de la evangelización de América (Sal Terrae), o Esplendores y miserias de la evangelización de América, de Wulf Oesterreicher y Roland Schmidt-Riese (Walter de Ruyter). Por último, América bajo los Austrias: Economía, cultura y sociedad, de Héctor Omar Noejovich (Universidad Católica de Perú).

Permítame, no obstante, que me detenga en la cuestión de la importancia que tuvo la realidad y el imaginario relativo al Islam y al imperio Otomano en la conquista de América y en el papel fundamental que en ella tuvo el factor evangelizador.

Es cierto que está atestiguada una cierta presencia musulmana en la conquista de América, sobre todo de la mano de esclavos negros, y ello implico incluso una cierta desconfianza acerca de su eventual rebelión, o el temor a la conversión al Islam de los indígenas. Una prevención que ha tardado en cumplirse, pero que tenemos ahora ahí. Permítame que me refiera aquí a una experiencia reciente que, en Chiapas, me llevo a conocer de cerca el proceso de conversión al islam sufí de comunidades tzotziles. Me dijeron que un fenómeno parecido se estaba dando entre tzeltales y tojolabales, de manera que un 80 % de musulmanes en la región son indígenas.

La clave está, sin duda, en cómo el Islam y la barrera que el Imperio Otomano suponía para la expansión política y comercial hacia Oriente de los europeos, impuso que el gran proceso imperialista europeo, justificado doctrinalmente de la mano del cristianismo, se llevara a cabo hacia el oeste, es decir en el continente americano, y más tarde en África. Fue ahí que se inició lo que damos en llamar la “cultura occidental” e incluso la “civilización”, determinada por ese afán expansionista que Europa sólo podía desarrollar hacia occidente, frustrando una expansión hacia Oriente que los europeos habían desarrollado por la vía comercial a lo largo de los siglos XIII y XIV –recuérdese el personaje de Marco Polo– y que intentaron los jesuitas en China en el siglo siguiente. La urgencia de buscar una vía que permitiera continuar esa tarea fue lo que llevó a Colón y los viajeros del siglo XVI a dirigirse hacia el Oeste, sorteando la barrera que el imperio otomano de Solimán había impuesto en medio de Eurasia,

Al respecto, le invito a que arranque usted en el capítulo XXXIX de Tristes trópico, un libro que a buen seguro puede encontrar en árabe o en parsi. Allí es donde Lévi‑Strauss detiene su reflexión en Táxila, un paraje al pie de las montañas de Cachemira, que es un testimonio de cómo en los siglos V a. C. y I, en que aquel punto fue testimonio del encuentro pacífico de cuatro grandes tradiciones religiosas: el hinduismo, el budismo de los reyes Maurya, el zoroastrismo de partos y escitas y el helenismo, que llegó de la mano de los bactracianos y del mismísimo Alejandro, que pasó en aquel lugar varias semanas. Reflexionando sobre aquellas ruinas de la civilización greco-búdica, Lévi-Strauss se formula una pregunta: "¿Qué sería hoy de Occidente si la tentativa de unión entre el mundo mediterráneo y la India hubiera tenido un éxito durable?" Intentado responderse a sí mismo, Lévi-Strauss se topa con el Islam, que se había impuesto en la zona para no abandonarla más. Es entonces cuando Lévi-Strauss establece que el Islam ha sido una barrera infranqueable ha interrumpido el continuum cultural, pero también militar, político y económico, que unió Europa con Extremo Oriente, lo que le permite afirma que el Islam es el Occidente de Oriente.

Yo creo que antes bien debería decirse lo contrario: que la Cristiandad –es decir Occidente– quiso ser el Islam de Oriente, es decir llevar a cabo una expansión hacia el Oeste como la que había permitido los grandes imperios musulmanes, es decir el árabe y el turco expandirse. Piense la amenaza que suponía para la Europa cristiana la ocupación otomana de una parte importante del subcontinente, sólo detenida por aquel baluarte que fue Viena en los siglos que usted estudia, es decir el XVI y XVII, una Viena, por cierto, atacada por importantes contingentes jenízaros, es decir conversos blancos al Islam. Otra cosa es que la clave de esa extensión del Islam se llevó a cabo por una vía que los cristianos no pudieron ni siquiera imitar: la fascinación. Está claro que no fue la fascinación la clave de la conquista de América ni de las demás formas de imperialismo occidental, que emplearon, como todo el mundo sabe, la violencia y la destrucción como sus principales instrumentos de dominación. El papel que jugó esa opción por la conquista del Oeste será determinante en lo que en poco tiempo será la dinámica del enriquecimiento y del crecimiento ilimitado que caracterizarán al capitalismo.

Para ello era indispensable que el Nuevo Mundo lo fuera porque de él se había extirpado la amenaza que suponían el moro, el judío, el turco, pero también el luterano –o, luego, en el Norte, el católico y el protestante ortodoxo–y el hereje en general. Es en ese sentido que la Conquista se pudo plantear como continuación de la “reconquista” de España en el siglo XV o como revancha ante el fracaso de las cruzadas. Es ahí donde se percibe con claridad la razón que tiene Tzevtan Todorov cuando nos muestra –en La conquista de América (Siglo XXI)– cómo lo que Colón descubre en 1492 no es América, sino Europa.

Todo lo que le estoy planteando puede usted encontrarlo mucho más y mejor desarrollado en un libro titulado La sombra del Islam en la conquista de América, de Hernán Taboada (Fondo de Cultura Económica). Es una edición reciente, de 2004. Hágase con él. Es el libro que necesita como punto de partida de los aspectos de su investigación por los que me consulta.




Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch