dijous, 18 de desembre de 2014

Sobre la investigación implicada


Mensaje para Muna Makhlouf, doctoranda.

Le escribo para participarle una cosa con la que me ha puesto en contacto Stefano Portelli, que, como sabe, está haciendo una valiosa investigación en las Casas Baratas del Bon Pastor. Lo conoció cuando fuimos a ver la exposición sobre la Rambla en la Virreina. Se trata de un texto de Michael Herzfeld, a quien no sé si llegó a escuchar cuando lo trajimos hace unos meses a la facultad. Un gran tipo, por cierto. Muy vitalista y cercano. En nuestra línea.

Se trata de una reflexión a partir de su experiencia en lo que están siendo las consecuencias sociales de las grandes transformaciones urbanas en un sentido gentrificador, sobre todo en los casos Pom Mahakan en Bangkok y Rione Monti en Roma. El artículo se titula “Engaged anthropology, gentrification and the neoliberal hijacking of history”, publicat a Current Anthropology Vol.51, Supl.2, Octubre, 2011, pp.259-267. Se lo adjunto, porque he dado con él en la red.

En buena medida, lo que cuenta Herzfeld tiene que ver con lo que llama investigación engaged, que podríamos traducir como “implicada” o “comprometida” y lo que implica llevar a cabo una indagación desde una perspectiva que renuncia decidjdamente a las supuestas virtudes del distanciamiento científico y toma partido por una de las partes concernidas en un determinado conflicto derivado de cambios en la morfología urbana. La interpelo a usted porque este un asunto sobre el que hemos hablado con especial insistencia, pero podría dirigirme a Marc Morell, en función de su trabajo en el Barri de Palma; a Marc Dalmau, en la Colònia Castells, o a Marco Stanghieri en Vallcarca.

Creo que lo que plantea es muy interesante por lo que hace a la manera como esa implicación política del investigador, dejando de lado sus implicaciones éticas, si usted quiere, tiene implicaciones metodológicas y epistemològicas que no están en absoluto exentas de una importancia crucial. Me parece bien interesante lo que razona Herzfield.

Stefano también me habla de trabajos en esa misma línea de implicación investigadora o investigación implicada. Se refiere a Fabiana Valdoski, geògrafa del Grupo de Estudos sobre Sao Paulo (GESP/LABUR), que trabaja el caso de la favela Monte Azul;  los sociòlogos Tuna Kuyucu i Özlem Ünsal al barri de Basıbüyük, en Estanbul –Stefano estuvo por allí hace no mucho–, o Jordi Quiñonero en el barri del Partidor de Alcoi. Mire a ver qué encuentra por ahí y páseme las referencias, hágame el favor. Por supuesto que ahí hay que incluir a nuestro maestro y amigo Jaume Franquesa al barri Sa Calatrava de Mallorca, que es bien importante lo que ha aportado en esa misma línea.

A esos ejemplos, me permito añadir otro con el que he tenido un feliz contacto reciente. Se trata de Ibán Díaz, un profesor de geografía humana de la Universidad de Sevilla que presentaba hace unos días su tesis doctoral. Brillante. Es sobre la gentrificación en Sevilla, con una atenciòn particular en el barrio de Almeda. Excelente trabajo. Su director ha sido Víctor Fernández Salinas.  Mire el título: "Segregación, intervención urbanística y cambio social en Sevilla. La gentrificación del sector San Luis-Alameda en el marco del planeamiento general de 1987". Ibán estuvo trabajando con la gente del Gran Pollo de la Alameda, o sea que un excelente ejemplo de eso mismo de lo que estamos hablando ahora y de lo que tantas veces hemos charlado. A partir de ahí, he descubierto un libro suyo muy interesante que vale la pena que tenga presente. Se titula Sevilla, cuestión de clase (Atrapasueños). Voy a pedirlo. Creo que a Marc Morell le parecerá interesante. Le mando una cosa suya que he encontrado y le animo a buscar más cosas de este hombre.





Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch