diumenge, 2 d’agost de 2015

Sobre el "satanismo" de ofitas y naasenos


Comentario para Alfred Gormariz, estudiante del Grado de Antropología Social en la Universitat de Barcelona.

SOBRE EL "SATANISMO" DE OFITAS Y NAASENOS
Manuel Delgado

Si no te importa, iremos por partes. Han pasado como "satanistas" todas las corrientes gnósticas que otorgan un papel positivo y benefactor a la serpiente que tienta a Eva a comer el fruto prohibido del Árbol del Edén. Eso es relativo, puesto que la naturaleza diabólica de ese animal del Génesis es tardía y discutible. En ningún lugar se reconoce que la serpiente sea Satán o su enviada. De hecho, Satán no aparece en el Pentateuco, ni en los libros históricos o proféticos, y solo novecientos años después del Génesis, en el libro de la Sabiduría, aparece esa identificación de Satán como serpiente.

Fueron esos problemas de interpretación los que hicieron que corrientes gnósticas vindicaron la serpiente del Paraiso como un personaje positivo, puesto que es ella quien intenta apartar a Eva del engaño de que está siendo victima por parte del Demiurgo y la invita a comer del árbol del conocimiento. El núcleo de esa interpretación está en el Evangelio Apócrifo de Juan o Libro Secreto de Juan. Ahi tienes la historia de cómo el primer arconte, Yaldabaoth, obligó a Adán a dormir para apartarle de la verdad y para hacer "que su mente fuera lenta, para que no pudiera comprender ni discernir" (12: 23). Fue por eso, para despertar a Adán, que el Salvador envió a Eva, identificada con la Sofia gnóstica. 

De ahí que la serpiente del Edén pueda ser interpretada como el principio pneumático por excelencia, puesto que, desobedeciendo las órdenes del dios impostor, frustra sus planes al intentar arrancar a Adán y Eva de la ignorancia al que un dios degradado —expresión de la oscuridad y la opresión cósmicas—. y convierta al ser humano en huésped intramundano de la Luz. Esta visión la tienes también en otros textos apócrifos, como la Hipóstasis de los Arcontes o Sobre el origen del mundo. Estos y los demás manuscritos de Nag Hammadi los tienes en una magnifica edición de Antonio Piñero en cuatro volúmenes titulados  Textos Gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi. Obra completa (Trotta).

Las sectas gnósticas que interpretan el Génesis así y, por tanto, reconocen el valor divino de la serpiente que luego las versiones autorizadas de la Biblia, a partir del siglo IV, asociarán a Satán, se suelen denominar ofitas o naasenas. Ese sería el caso de setitas, peratas. cainitas, encratitas, bardesanes. Como figura excepcional en ese ámbito quizá destaque la de Valentín el Gnóstico. Algunas de estas corrientes solían emplear una serpiente en el centro de su culto. Nada que ver, por supuesto, con el uso de serpientes por algunas iglesias pentecostalistas en los Apalaches. Especialmente interesante es el caso de algunas de estas corrientes, como la perata, que entendían que Jesucristo era la encarnación humana de la serpiente del Edén, identificando la Cruz con el Árbol del Conocimiento. 

No sé qué sabes de las sectas gnósticas, pero como introducción te recomiento el maravilloso La religión gnóstica. El mensaje del Dios Extraño y los comienzos del cristianismo, de Hans Jonas (Siruela), una maravilla. Dedica a los ofitas una parte del capítulo 3, "Imagineria gnostica y simbolismo", cuando se refiere a las representaciones de la serpiente. Ya más específico sobre este tema es el libro de Tuomas Rasimus, Paradise reconsidered in Gnostic mythmaking : rethinking Sethianism in light of the Ophite myth and ritual (Brill). Los dos están en la biblioteca.





Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch