dilluns, 18 de març de 2013

American Anthropologist publica un artículo sobre las Cases Barates del Bon Pastor que la revista vasca Ankulegui había rechazado por “no encajar en su estructura”



Una de las experiencias más interesantes con las que me he topado en los últimos tiempos –y a la que he procurado contribuir en lo que he podido– es  Repensar Bon Pastor, una iniciativa de intervención al mismo tiempo militante y disciplinar que hace años que llevan a cabo conjuntamente científicos/as sociales y arquitectos/as,  que en un cierto momento acudieron en apoyo de un grupo de vecinos en lucha de las Cases Barates de Bon Pastor —la asociación Avis del Barri— en contra de la condena a la desaparición a que las autoridades municipales habían abocado la barriada, levantada a finales de los años 20 para albergar a las familias trabajadoras que habían acudido a Barcelona para las obras del metro y la Exposición Universal de 1929. Mirad su excelente página repensarbonpastor.wordpress.com/. La imagen de la entrada la he tomado de allí.

Entre las iniciativa de Repensar Bon Pastor, una de ellas fue convocar  un concurso de ideas que se convocó a través de la International Alliance of Inhabitants. Se recibieron más de 150 inscripciones procedentes de todo el mundo. Sobre los proyectos presentados se llamó a decidir a varios expertos, entre los cuales el urbanista Yves Cabanes, el arquitecto José Luis Oyón y los antropólogos Michael Herzfeld, Teresa Tapada y yo mismo. Hay un vídeo —excelente— que refleja en qué consistió el proyecto: vimeo.com/7318712.

El caso es que la gente de Repensar Bon Pastor —en concreto el coléga antropólogo y entrañable amigo Stefano Portelli— se dirigió a la revista vasca de antropología Ankulegui para publicar una breve reseña de esta experiencia. Pues bien, al cabo de un tiempo, desde el consejo de redacción de la revista una amable contestación en la que se les rechazaba la propuesta porque, literalmente, “no encajaba en la estructura de la revista”, que es una fórmula estándar para hacer notar que lo que se pretendía aportar no estaba “a la altura” del “nivel científico” de la publicación. Es más, se recomendaba redirigir la propuesta a alguna otra  revista más “experimental”, otro eufemismo para aludir a una publicación menos “rigurosa” en sus criterios de admisión de materiales que la suya.

Y lo que son las cosas. Finalmente, hubo una revista seguramente menos “rigurosa” y más “experimental” que finalmente aceptó la propuesta. Fue en una tal American Anthropolgist, sin duda la revista de antropología más importante y reputada del mundo, que publicó la referencia al experimento de colaboración entre militantes, arquitectos y antropólogos en torno a un problema urbano concreto. La reseña se tituló “Barcelona’s Repensar Bon Pastor: A Collaboration of Anthropologists and Architects”, que firmaba Denise Lawrence-Zuniga, de la California State Polytechnic University. Apareció en su volumen 114/3, pp. 526-527. Lo tenéis aquí: antropologia.cat/files/AmericanAnthropologist114-p526-527.pdf.

Creo que el incidente se comenta por sí mismo. Nada que añadir a la evidente conclusión que se extrae acerca del altísimo nivel de exigencia científica de algunas revistas de antropología ibéricas. Así vamos.


Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch