dijous, 7 de febrer de 2013

Lectura recomendada: Guillermo Alonso y Luis Escala, coords., "Offside/Fuera de lugar. Futbol y migraciones en el mundo contemporáneo" (El Colegio de la Frontera Norte/Clave, 2012)

Lectura recomendada: Guillermo Alonso y Luis Escala, coords., Offside/Fuera de lugar. Futbol y migraciones en el mundo contemporáneo, El Colegio de la Frontera Norte/Clave, Tijuana/México DF, 2012, 256 págines.

El fútbol, como tantos otros deportes modernos y productos británicos, se expandió de la mano de los inmigrantes ingleses durante el siglo XIX, y ya en el XX fueron millones de emigrantes/inmigrantes y los medios de comunicación de masas los que lo globalizaron. La sociedad del ocio en la era moderna le brindó los referentes y espacios socioculturales sobre los que enraizó la matriz de su práctica y aceptación. Los inmigrantes, como individuos o como colectivos, han encontrado en la práctica del fútbol, así como de otros deportes, la vía para introducirse y construir diversas formas de integración en las sociedades de llegada o acogida. Millones de hombres y mujeres, de jóvenes y adultos alrededor del planeta han alimentado sus mundos de vida y se han manifestado públicamente por medio del fútbol. Los trabajos compilados en Offside/Fuera de lugar. Fútbol y migraciones en el mundo contemporáneo sugieren en más de un sentido que la práctica del fútbol, con las estructuras que promueve y sostiene, ha jugado un papel fundamental como condensador de energías simbólicas, identitarias y existenciales entre distintos grupos de emigrantes/inmigrantes tanto en la cancha como al interior de los clubes, en las gradas, los barrios o comunidades de las y los aficionados. Si el siglo XX fue el siglo de las migraciones humanas, no es menos cierto que también lo fue de los deportes y del fútbol, entre otros atributos. Y en la primera década del siglo XXI asistimos a la reafirmación de los nexos entre fútbol y migración.


Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch