dilluns, 6 de gener de 2014

Sobre las actuales obras de reforma de la Puerta del Sol de Madrid. Respuestas para Anatxu Zabalbeascoa, de El País

La fotografía es de Samuel Sánchez para El Pais
Hace unos días, la periodista Anatxu Zabalbeascoa me hacía una preguntas para un reportaje que estaba preparando para El País sobre las obras de reforma en la Puerta del Sol de Madrid. Su trabajo apareció el pasado dia 5  con la fotografía que reproduzco aquí. El reportaje es este: hociedad.elpais.com/sociedad/2014/01/05/actualidad/1388947168_824504.html. El cuestionario y las respuestas completas son esto.

1-¿Se levantan con demasiada frecuencia los centros históricos españoles? El caso de Sol es paradigmático ya que se remodeló en 2009. ¿Para qué conviene cambiar los centros? ¿Qué piensa de la excusa del alma o el "relato"?
La constitución de centros históricos no responde tanto a la voluntad de preservar un determinado patrimonio histórico o cultural, declararlo como a saldo o indultado respecto de la depredación de que pueda ser víctima por la acción humana o el tiempo. Los centros históricos responden a la voluntad y la necesidad de generar espacios urbanos vendibles, atractivos para el turista y el inversor. En ese sentido cabría inferir que la remodelación de Sol responde al retroceso de Madrid en el mercado de ciudades y la necesidad de reformular la presentación de producto, es decir la ciudad misma convertida globalmente en objeto de consumo.

2-¿Conoce otros casos de centros históricos reconvertidos que funcionen y que no funcionen en otros  lugares del mundo? (Ejemplos válidos y fracasos). 
Todos los centros urbanos son históricos por definición, puesto que en ellos se escenifican permanente esos procesos colectivos que conforman el devenir de las sociedades, es decir la historia. Es cuando un centro urbano es intervenido y tematizado en tanto que "histórico" lo que se produce es la expulsión de él de la historia —es decir la vida real, con sus contradicciones, miserias y conflictos— Un "centro histórico" es como una reserva natural en la que se preserva de la historia  —repito, del conflicto— una pura imagen estereotipada y falsa de una ciudad que ni existe ni ha existido. La mayoría de centros históricos que conozco han conocido o están conociendo este proceso de transformación en "históricos", es decir en centros que existen exiliando o manteniendo a raya la historia. He conocido hace bien poco en Latinoamérica los ejemplos de Quito, Guayaquil, México DF, Buenos Aires...; las ciudades españolas ya conocido todas el fenomeno

3-¿Por qué pasa la recuperación de los centros históricos -la real-, por eliminar los coches -eso parece indiscutible en casi todos los europeos, por salvar el pequeño comercio, por eliminar las protestas ciudadanas?
La constitución de un centro urbano en tanto que "histórico" —es decir monumentalizado— implica casi siempre la expulsión de vecinos de clases populares y su sustitución por propietarios o inquilinos de clases medias o altas, así como el acoso contra pobres, prostitutas, comerciantes informales o cualquier otro elemento que pudiera afear el producto buscado, que no es otro que el de un decorado para prácticas sociales rentables y debidamente monitorizadas. Por supuesto que en su seno el conflicto es inconcebible y es habitual el veto a los actos de protesta en su seno. Por descontado que es difícil separar los planes de remodelación de Sol de la manera como esa espacio ha sido en los últimos tiempos escenario activo de apropiaciones insolentes por parte de sectores en conflicto, algunas tan importantes como el 15M. Ni que decir tiene que después de la reforma Sol ya no volverá a servir para que allí "pasen cosas". El objetivo es que allí ya no haya nunca más espacio para el acontecimiento, ni individual ni colectivo.  

4-El caso de Sol, en Madrid, como el de la recuperación y posterior pérdida de la fachada marítima de Barcelona o la cartesianización de el Raval barcelonés, ¿qué inmadurez o incapacidad delatan, la de los políticos o la del electorado?
Las operaciones a las que te refieres no hacen sino advertir de la voluntad de convertir las ciudades o al menos su centro en imágenes corporativas y productos comerciales sujetos a  lógicas empresariales y orientados a la generación de plusvalías. No hay más. No hay fracaso, ni inmadurez , ni incompetencia; sólo hay servilismo respecto de modelos de ciudad sin ciudad, ciudades-mercadería.

5-Finalmente hoy me ha dado esta frase: "Un centro histórico único es idéntico a otro centro histórico único". ¿Qué hacer para evitar esa broma pesada?

Las operaciones de tematización de centros urbanos —su declaración como "históricos"— responden a esquemas formales idénticos en todos los casos. Por otra parte, inevitablemente hacen aparición un mismo tipo de establecimientos, muchas veces pertenecientes a cadenas internacionales. El público de estos espacios suele estar constituido bien por usuarios locales de clase media o turistas. El resultado es una homogeneización en prácticas, practicantes, ambientes y diseños que son iguales en el resultado de este tipo de operaciones.  El resultado es justamente ese: no hay nada más parecido  a un centro "histórico" singular y único que otro centro "histórico" singular y único. Todos parece cortados con idéntico patrón y se puede tener la ilusión de que en cada uno de cruzas con los mismos viandantes con los que te cruzaste en el último que visitaste.


Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch