dimarts, 21 de gener de 2014

"La ciutat de la diferència", una exposición en el CCCB, invierno de 1996. I. El espacio expositivo


Entre septiembre y diciembre de 1996 se desplegó en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona la exposición La ciutat de la diferència, una iniciativa de la Fundación Baruj Spninoza, una institución vinculada a la comunidad judía catalana cuyos promotores principales eran los empresarios David y Enric Grebler. La exposición fue un intento de difundir a un público amplio, y en especial a los escolares, cuáles eran los elementos vertebrales del movimiento antirracista. El director fue José Aguirre, su director artístico de la muestra, el publicista y escritor David Cirici y a mí me fue encargado el comisariado. También trabajaron en la preparación de la muestra la diseñadora  Patti Núñez, el escenógrafo Jordi Albet, los creadores visuales Manuel Huerga, Àngela Martínez y Franc Aleu; el especialista en sonido, Ramón Martínez. Colaboraron también el entonces director del Museo de la Ciència, Jorge Wagensberg, y el director de cine Manuel Huerga. Nos ayudó con los textos la añorada Isabel Núñez. Los responsables del CCCB entonces, Josep Ramoneda y Jaume Badia, no solo nos cedieron el espacio del centro, sino que nos ayudaron en todo lo que pudieron. La exposición visitó luego diversas ciudades: Donosti, el Museo de la Villa de Madrid, A Coruña, el Festival de Marsella...

Mi compromiso con aquel proyecto se corresponde con la fase en que creí que era pertinente y posible una colaboración con las instituciones a la hora de hacer una pedagogía de ciertos valores en los que ahora no creo en absoluto. Mi perspectiva actual es mucho más escéptica al respecto y, vista la experiencia acumulada en estos quince años, jamás me implicaría en un proyecto como fue este, que, por otra parte, no fue entendido casi por nadie, y no porque fuera ininteligible, sino porque se empeñaba en decir otras cosas sobre temas como el multiculturalismo, el racismo, la inmigración, lejos de la banalización de que eran víctimas desde las simplificaciones mediáticas, el racismo conmemorativa y la hipocresía oficial. En cualquier caso, ahí está la experiencia y mentiría si no reconozco que aprendí de ella y pasé grandes momentos sobre todo con José, Isabel y Cirici.

Voy a ir colgando materiales de aquella aventura. Ahora un vídeo sin sonido en que se puede ver cómo era la muestra, que ocupó el Pati de les Dones y el vestíbulo del CCCB.



Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch