dimecres, 31 de juliol de 2013

Algunas consideraciones más a propósito del Procés Constituent. Un comentario de Hugo García Saritzu

Presentació del Procés Constituent a Vic, el 6/6/13
Un asiduo de este espacio, Hugo García Saritzu –cuyo blog recomiendo velltalp.blogspot.com.es/–, introduce un comentario a una entrada mía a propósito del Procés Constituent con el que estoy de acuerdo y que me permito resaltar aquí.

------

Hace más de un año me ocupé en mi blog del tema de no ser “ni de izquierdas ni de derechas”. Por reiterar que no quede: coincido contigo plenamente –por experiencia, por amarga experiencia- que todos aquellos que se reclaman de esa postura “antipolítica” o son de extrema derecha –la extrema derecha peronista, gritaba “ni yanquis ni marxistas, peronistas” y asesinaba gente de la izquierda peronista y de la izquierda a secas dos años antes del golpe de Videla- o son funcionales, sino serviles, a la extrema derecha. Ahora sabemos –por gente que ha desertado- que la estructura del “5 Stele” es de secta piramidal y destructiva. Su cacareada postura política constituyó un inesperado balón de oxígeno a la derecha berlusconiana. El 15M como “movimiento político” del tipo DRY –y sucedáneos- no están muy lejos de los “grillinis". Ahora bien, nadie duda que el 15M supuso una gran movilización de amplios sectores de la pequeña burguesía acosada, cacheteada, derribada y escarnecida por “la crisis” y, sobre todo, traicionada en sus expectativas por la socialdemocracia zapateril: la burocracia del PSOE tuvo claro que debía garantizar políticamente el proceso de concentración financiera. Sin embargo, el 15M fue incapaz de ir más allá de Sol y Plaça Catalunya: no sacó a la clase trabajadora a la calle, aunque quizá le sirviera a esa clase trabajadora de espectáculo pedagógico: había una forma alternativa de organizarse por fuera de los partidos políticos y de la burocracia sindical. Por otra parte, el 15M engrandeció la base social y la clarificación ideológica y política de movimientos como la PAH.

De toda aquella movilización transversal y de la tarea militante que desde la izquierda –posibilista o rupturista- se hizo en el seno del 15M existen dos rescates políticos concretos: por una parte, en el plano estatal, el Foro Cívico, cuya cabeza visible es Anguita y, en un contexto más concreto, como es Catalunya, el Procés Constituent, con el tándem Oliveras-Forcades. Ambos tienen puntos en común y grandes diferencias y ambos quisieran abandonar el anclaje movimientista e intentar cuajar una alternativa política capaz de disputarle el poder a la clase dominante.

Hoy por hoy, al menos en Catalunya, la movilización social que ha generado el Procés Constituent (plazas y locales abarrotados de gente que quiere oír discursos políticos y no estamos en campaña electoral) y la cantidad de asambleas locales que ya están funcionando con una dinámica propia es para alimentar alguna expectativa de que “no estamos tan mal”. En ese sentido, el hecho que entre sus promotores se encuentre gente como Pep Riera o Josep Bel es un buen punto de partida. El hecho de que se declaren anticapitalistas y como programa mínimo se planteen la expropiación de la banca y el comercio exterior es algo interesante, que agiten que lo harán por medios pacíficos.., ummmhh, ahí ya lo dudo: el sistema capitalista es un sistema violento, originado, reproducido y recontraconcentrado y globalizado por y desde la violencia más absoluta y sólo puede acabar de esa forma, nos joda más o menos, cueste lo que todos sabemos y suponemos que puede costar: los medios pacíficos no son más que cosquillas en la barriga de un rinoceronte que duerme la siesta y que cuando despierta te manda a los horcos de la Brimo a que te saquen los ojos con las pelotas de goma (Leer a Marx y a Lenin no hace daño porque cada día escriben mejor, aunque también sugiero la lectura de dos libritos interesantes de Doménico Losurdo: La cultura de la No Violencia (Península), donde le saca las vergüenzas al señorito Gandhi y sus coqueteos con el Fascio y el Tercer Reich, y Contrahistoria del Liberalismo (El viejo topo) donde señala los fundamentos históricos violentos del actual neoliberalismo. La pregunta es ¿por donde pasa hoy la lucha de clases?

No sé si el Procés será azucarillo o parto de monja; pienso rotundamente que de eso ná de ná. No sé si será un obstáculo el independentismo (¡¡¡por favor, que alguien diga de una puñetera vez que independentismo y nacionalismo bugués –catalán para mas INRI- no tienen un carajo que ver!!!, y son proceso históricos distintos), pero hoy por hoy el Procés Constituent es lo único interesante que se mueve por aquí.

Salut, República i Socialisme.


Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch