dimarts, 5 de juliol de 2011

Mensaje de Assumpta Roura sobre la oposición izquierda-derecha y el movimiento 15M



Manuel : leído con extrema atención tu artículo sobre el movimiento 15M,  quiero agradecerte las tres consideraciones que haces y que para mí resultan fundamentales: "ser de derechas o de izquierdas", "lucha de clases" y "sobre El Odio" que, por otra parte, considero que están estrechamente vinculadas, si es que no son la misma cosa. Después de asistir durante casi tres semanas a las concentraciones de Plaça Catalunya, casi a diario y en horarios diferentes, basicamente como observadora sin dejar de darles mi apoyo en la medida de mis posibilidades, llegué a la conclusión de que, efectivamente, allí no existía la Conciencia de ninguna de las razones que tan bien has expuesto. Es más: no podía haberla. 

Pero antes de seguir con la exposición de este punto, añadir que además de los "intrusos" tipo Ciutadans, PP, Ong, Budistas, etc de los que hablas, reconocí, además, al llamado movimiento feminista con sus líderes locales en asamblea continúa discutiendo y presentando sus revindicaciones como colectivo, así como una representación importante del PSC - en general militantes-, bajo una plataforma que lleva por nombre, "Inflexió". Dicho lo cual, según mi criterio, la llamada Acampada guardaba una gran  similitud con esos festivales de la diversidad a los que durante un día les es permitido vender su mercancia en tenderetes expuestos normalmente en el Parc de la Ciutadella, salvo que en el caso que nos interesa, se trataba de la ocupación de un espacio que las autoridades pertinentes tienen destinado a otros quehaceres relativos al turismo y a una cierta pobreza ambulante pero bajo estricto control. 

En cuanto a los tres pilares básicos a los que te has referido, desde mi observación- he de confesar que muy apasionada-, quedaban muy lejos de los intereses de los acampados y no porque así se hubiera decidido desde una volutand unánime y concienzada, sino por la ausencia absoluta de la misma.  Se trata, al menos para mí, del conjunto de varias generaciones cuya única ideología ha sido el pragmatismo, la gestión, actitudes que no requerien de ninguna conciencia, ni de clase, ni política ni siquera sentimental, como sería el caso del Odio. El propio sistema les ha amamantado, educado y entregado al mundo laboral, desde la des- concienciación o, lo que es lo mismo, desde la deshumanización. Si fue el Humanismo el que hizo posible  la Conciencia de la dignidad humana y con ella la lucha de clases o el odio como resultado y herramienta de esa misma conciencia de clase y el posicionamiento izquierda-derecha, la deshumanización impuesta por el sistema con sus cantos y alabanzas a lo emocional, con su insistencia en el individuo-máquina neuro-biológica, desposeído de todo deseo que no sea trabajar-consumir junto  al traspaso de poder de la lucha de clases a la clasificaión constante de individuo triunfador o fracasado (de Ricos-Pobres a Triunfadores-Perdedores) ha vaciado de contenido y conciencia de lo  político las acampadas, lo que no significa que en su "recorrido" no logren tomar cierto posicionamiento en este sentido o algunos pocos ya lo tengan. En este contexto no debería resultar extraño que el cristianismo, en nombre de la injusticia y la pobreza mundiales, o las onegés como estimulantes de la lágrima fácil, hayan resultado líderes.

Y, ahí, también yo quiero manifestar mi profundo respeto, admiración y afecto personal al buen amigo Arcadi Oliveras cuya labor de investigación, docencia y estímulo contra la barbarie mundial  son loables y con certezas que no equivalen sin embargo, al acercamiento de un saber más cercano a la verdad. No puedo decir lo mismo de las ongs cuya existencia se multiplica para alegría del sistema y cuya función ya denuncié en unas jornadas sobre este tema en Albacete en promavera de 1999, denuncia que me valió titulares de descalificación en los periódicos y agencias de noticias a un alto precio. 

Por último quiero subrayar la lógica de los que siendo acampados o solidarios con ellos, dicen no ser ni de derechas ni de izquierdas; lógica que ha viene dada por la falta de referentes  en un país en que derecha e izquierda se han aplicado en la subordinación de los intereses del capitalismo, unos apoyando sus guerras y otros sus métodos. 
Gracias por permitirme esta aportación que puede no ser del todo acertada pero lo intenta.

ASSUMPTA ROURA 



Canals de vídeo

http://www.youtube.com/channel/UCwKJH7B5MeKWWG_6x_mBn_g?feature=watch